miércoles, 30 de octubre de 2013

Para siempre es mucho tiempo

Quizás la persona con la que quieras pasar el resto de tu vida sea esa que te haga ser una persona mejor, un amigo mejor, un hijo mejor, un hombre mejor... Quizás la persona con la que quieras pasar el resto de tu vida sea aquella que te haga ser tú mismo, que no te haga sentir mal, que los mayores dolores de cabeza sean provocados por las risas, por las horas y horas sin parar de hablar, aquella con la que hasta las discusiones sean bonitas, que mientras discutas pienses en todo lo que significa para ti, y no aquella que te hace sentirte mal contigo mismo, con el mundo entero, o cuando no está a tu lado...

Quizás la persona idónea sea aquella que te hace feliz en todo momento, aunque esté lejos...

viernes, 25 de octubre de 2013

Esa mirada

Me gustaría decirte tantas cosas, explicarte tantas decisiones, mostrarte todas las ideas que rondan mi cabeza en una espiral cuyo final cada vez es más oscuro... Todo me da vueltas, todo pierde el sentido a la vez que cobra uno totalmente distinto, la palabra cariño adquiere un significado diferente, el significado de paciencia aumenta sus límites... Me gustaría, qué digo, me muero de ganas de verte y así poder poner orden a todo, porque por lo que parece todo el desorden que hay en mi mente ronda en torno a ti, y, por lo que parece, tú eres la única capaz de parar esa espiral negra, detener el tiempo con esa mirada inocente y darme paz.

Sé que me repito con tu mirada, pero nunca podrás saber la cantidad de sensaciones, sentimientos y pensamientos que se dan encontronazo cuando tú me miras. Porque precisamente lo que pasa es eso, produce tantas cosas que todo se colapsa y se detiene al instante. Esos ojos, marrones y comunes a simple vista, son los que me cautivan, porque nadie me mira de esa forma. Y tú y yo sabemos que solo me miras así a mi, que esa mirada que vi en ti cuando todo empezó no la he visto con nadie más, y que el hecho de que después de cinco meses me sigas mirando así lo dice todo. Todo y nada a la vez, porque me hacen recordar todo lo que ha pasado, todo lo malo que ha sucedido y lo mal que me siento por ello. Pero lo que más fuerte resuena cuando me miras eres tú, los buenos momentos, todo lo bueno que significó lo nuestro, porque, a pesar de los malos ratos, nos teníamos el uno al otro, y siempre pudimos contar con eso.

Creo que daría casi cualquier cosa por empezar algo diferente, pero con los mismos protagonistas. Sin prisas, volviendo a conocernos, volviendo a ser nosotros de verdad, y no dos personas perdidas que vivían en mundos distintos y que gritaban en idiomas diferentes. 

Pese a todo lo que ha pasado, esa mirada siempre me ha rondado la cabeza, y cuando creía que lo tenía todo atado, rompiste las cuerdas cuando volví a encontrarme con ella...

lunes, 21 de octubre de 2013

Lo que está por llegar

Todo da vueltas y vueltas cada vez que entras en mi vida. Eres capaz de ponerlo todo patas arriba, para luego llegar, plantarte delante mía y darme una paz que nunca nadie ha podido darme. Da igual cuanto haya pasado, no puedo huir de esa mirada inocente. 

La vida en cada gesto, en cada detalle, en cada momento, incluso en aquellos donde el cansancio nos ha derrotado y creemos que no nos quedan fuerzas con las que luchar, acaba demostrándonos que hay una forma de seguir adelante. Pero siempre está el recuerdo de ese tiempo juntos... De lo que no pudimos hacer y de lo que está por llegar. Quizá, como dicen algunos, el futuro no es un regalo, sino una conquista. Demuéstrame más adelante que todo esto ha merecido la pena...