domingo, 20 de enero de 2013

Examenes, odiosa época.

Cuando todo parece que va perfecto, rodado, genial... Siempre pensamos que podría ir mejor, que algún aspecto podría cambiar un poco para bien. Somos el colmo de la negatividad. No nos basta con tener algo increíble, porque cuando lo tenemos creemos que no es suficiente, o al menos nos dejamos invadir por esa idea. Al fin y al cabo seguimos siendo niños chicos en nuestro interior, ansiamos un objeto, creemos que es lo mejor que hay cuando no lo tenemos y, una vez conseguido, perdemos todo el interés. 

Por suerte en mi caso no ha sido así, pero veo tantos a mi alrededor que me entristece. Me entristece ver como dos amigos echan a perder una relación increíble por esta imbecilidad, me entristece ver el egoísmo de las personas que son incapaces de ser felices con lo que tienen y que ansían más y más. Me da mucha lástima. 

Hablando un poco de mí, que llevo tiempo sin escribir... Todo está genial... O debería decir casi todo... Con esto de los examenes de la facultad es como si no la tuviera a mi lado, como si hubiera desaparecido. Me fastidia bastante, y me da cierto coraje la idea de que, de 12 meses que hay en un año, 2 de ellos como mínimo, correspondientes a la época de examenes, me va a tocar sentirme solo... Pero supongo que los otros 10 meses lo compensan con creces, sino no seguiría al pié del cañón.

Por otra parte, me da pena que haya veces en las que no confíe en mí. Un chaval que va detrás de ella desde hace un año o así y con el que tuvo un desliz (desde entonces va detrás de ella) no para de agobiarla, de presionarla... Y a mí eso me frustra y me cabrea incluso, no por el hecho de que ella me vaya a engañar, en ese sentido confío en ella, pero me fastidia que no le deje las cosas claras. Si tú de verdad quieres que alguien te deje en paz lo consigues por activa o por pasiva, no hace falta que pase un año entero... El caso es que después de "cierto incidente" en una fiesta, él la borró de una red social para llamar su atención. Ella pasó pero por lo visto el chaval la ha vuelto a agregar y ella le ha aceptado... ¿Esa es su forma de hacer que el chaval se olvide de ella? Según ella lo ha intentado todo, pero no lo consigue... Tenía una oportunidad magnífica con esto de no contactar en un buen tiempo con él, pero nada...

No soy una persona celosa, nada más lejos, pero me fastidia que no confíe en mí para contarme esto, por eso me pongo así. A veces me da que pensar. Soy una persona que una vez tras otra ha depositado la confianza en la persona equivocada, y no quisiera equivocarme de nuevo esta vez, no quisiera volver a decepcionarme a mí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario