martes, 14 de mayo de 2013

Vista al futuro

Quizás el truco está en dejar de usar el presente como taller de reparaciones del pasado y empezar a usarlo como fábrica para construir el futuro. Quizás el punto de todo esto sea dejar de lamentarnos por lo que no fue y empezar a pensar en lo que podría ser. De ilusiones se vive, dicen algunos. Lo peor es que no están equivocados. ¿Qué es la vida sino ilusiones que vamos creando e intentamos cumplir? Puede que ciertas cosas salgan mal, algunos proyectos no salgan adelante, pero si no lo intentamos, si no dejamos de pensar en lo que salió mal y empezamos a pensar en lo que puede salir bien no tendremos nada con lo que ser felices en un futuro. 

El pasado es pasado por algo, se llama así porque sucedió, tuvo su principio y tuvo su fin, el presente es lo que no tiene fin, lo que vivimos día a día. Quizás el truco de todo esto esté en dejar de lamentarse por todo lo que no pasó y quizás no pase y empezar a alegrarse por todo lo que podrá pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario